El enigma de la nueva energía

¿Está la humanidad preparada para la abundancia?

Wade Frazier

Diciembre de 2005

Un resumen del problema de la nueva energía

Mi viaje y principal lección

Tirar las muletas mentales

Trampas y caminos improductivos

¿Cómo podemos resolver el problema?

Notas al pie

 

Un resumen del enigma de la nueva energía*

* Nota del traductor: Wade Frazier define "nueva energía" como "energía obtenida de fuentes que la física de los libros de texto no reconoce actualmente como viables".

  1. Hay dos motivos importantes para poner a disposición de la humanidad una energía nueva, infinitamente renovable, no contaminante, para su uso diario.

 

  1. Existen fuentes de nueva energía. Han sido desarrolladas extensamente en Estados Unidos y en otros lugares, pero...

 

  1. Muy poca gente (mucho menos del 1% de la población estadounidense) ha abordado esta situación de manera constructiva. La población se distribuye más o menos de la siguiente manera:

 

o       paranoia;

o       apatía;

o       desesperanza;

o       intentar exponer o castigar a los supresores;

o       vencer a los supresores en su propio terreno;

o       beneficiarse participando en la supresión;

o       sabotear a los que intentan vencer la supresión, con el fin de acopiar la tecnología y el mercado ellos mismos;

 

  1. Para que pueda tener éxito un intento para superar la supresión y la inercia del público, este último grupo de personas tiene que crecer; tiene que haber una masa crítica de varios miles de personas. Además, el intento tiene que trascender la pequeña comunidad insular que actualmente se dedica a las energías alternativas. A lo mejor sólo hace falta hacerse consciente de la cuestión y entablar un diálogo constructivo. El requisito primario para formar parte de la masa crítica es tener una integridad casi incorruptible. Es una tarea formidable, porque la tasa de personas en la población general que tienen este nivel de integridad es de menos de una por cada mil. Aun así, este enfoque parece el que ofrece la mayor posibilidad de éxito con el menor riesgo para los participantes.

Este resumen contiene unas afirmaciones muy atrevidas. A continuación las exploraré en profundidad. Quizá el resumen sea incorrecto, pero nadie en quien yo confío y que tiene experiencia real en el mundo de las energías alternativas discrepa con su línea básica.

 

Mi viaje y principal lección

Mi viaje en el mundo de la energía alternativa empezó hace más de treinta años, cuando mi primer mentor profesional inventó el que fue considerado el mejor motor del mundo para propulsar un automóvil. Los coches de “última tecnología” de hoy usan innovaciones que mi mentor inventó hace mucho tiempo, como los coches híbridos que absorben la energía del frenado y la reciclan. Hace tiempo soñé con cambiar el modo en que la humanidad produce y emplea su energía. Terminé persiguiendo mi sueño pero se me convirtió en pesadilla. Mi viaje ha estado repleto de lecciones y muchas las he aprendido a regañadientes. En todo la historia del mundo, el intento que ha sido más visible, más persistente y que más se ha acercado al éxito (llevar una energía alternativa significante a la humanidad) ha sido el de Dennis Lee, y lo acompañé en algunos de sus momentos más difíciles. Creo que el trabajo más interesante que Dennis hizo lo realizó antes de que yo le conociera. La experiencia es el mejor maestro y escribo este ensayo con la esperanza de que ayude a los pocos que intenten traer energía alternativa a la humanidad, y que quizá ayude a convertir en realidad el cielo en la tierra.

Durante muchos años me resistí a aprender la que ha sido mi lección primaria de todo esto, hasta que finalmente me la enseñaron a palos: la integridad personal es el bien más escaso en la tierra, y para resolver el enigma de la nueva energía hace falta bastante integridad personal. Si un intento para conseguir una energía alternativa no cuenta con personas de la más alta integridad desde el principio, no llegará muy lejos. Cuando menciono esta dura lección y sus ramificaciones, la gente no hace caso, presenta unos contraejemplos irrelevantes, o le resta importancia al temarechazándola por considerarla de poca importancia. Sé que no es agradable reconocer esto pero, hoy por hoy, es lo que hay. La negación puede parecer un sistema de defensa válido pero en última instancia es contraproducente, especialmente en este contexto. Mucha gente dice que es escéptica pero el verdadero escepticismo es una virtud que consiste en levantarse del sillón e investigar honestamente antes de lanzar opiniones. Raras veces he visto a alguien reaccionar así y esto sólo refuerza mi lección primaria. Es normal que la gente sea escéptica ante mi obra porque es muy ajena a la experiencia normal del ciudadano corriente. Por esto incluyo muchos enlaces y notas que prueban lo que cuento.

Antes que nada, el texto que viene a continuación explica por qué la falta de integridad condena cualquier intento de conseguir la energía alternativa al fracaso. Desde siempre todas las economías han dependido principalmente de la energía. La industria energética actual es la más poderosa del mundo. El tema de las nuevas fuentes de energía, sobre todo las que pueden reemplazar las convencionales, ha sido tratado ampliamente en novelas, películas y otros medios desde hace tiempo. Una fuente de energía de esta clase tendría un valor económico más allá de los sueños de la avaricia. La industria energética y las otras relacionadas, como la del transporte, generan unos ingresos anuales de varios millones de millones de dólares. Ni siquiera este importe enorme refleja adecuadamente la importancia de la energía porque, sin energía, la civilización industrializada simplemente dejaría de funcionar al instante.

Cuando alguien se quiere dedicar a las energías alternativas (investigación, aplicación práctica, desarrollo de prototipos, producción, comercialización), la codicia casi siempre asoma la cabeza y frustra el intento incluso antes de que empiece. Dennis ha comparado la situación con la película El tesoro de Sierra Madre, en la que todo el mundo quiere eliminar a todos los demás para no tener que compartir el botín. Comercializar una energía alternativa auténtica, una que puede tener un impacto en el mercado global, es un proyecto de gran envergadura. No es algo que un inventor o empresario pueda realizar en solitario, sino que requiere un gran esfuerzo por parte de mucha gente. Cuanta más gente implicada, mayor la probabilidad de que alguien sucumba ante la codicia, especialmente considerando la cantidad de dinero que mueve la energía. No hay ámbito en la tierra donde hay más en juego que en la energía alternativa. He visto, pues, numerosos intentos de robarle la empresa a Dennis. Dos intentos en los años 80 tuvieron éxito, gracias al hecho de que los Peces Gordos tenían a Dennis agarrado del cuello.[1] Dennis también perdió su empresa varias veces antes de que nos conociéramos. En varias ocasiones fueron sus socios los que robaron la empresa, y en una fue el crimen organizado, que luego montó lo que sí fue una estafa del público (digo esto porque a menudo se le acusa a Dennis de ser un estafador). Hubo unos intentos particularmente incompetentes después de nuestras aventuras en Ventura. No siempre, pues, son los Peces Gordos los que hacen fracasar el proyecto. Steven Greer llama a los Peces Gordos “Godzilla”, pero la selva económica no está compuesta solamente por un superdepredador y muchos herbívoros amables. También hay tiranosaurios rex, velocirráptores y otros depredadores menores.

Después del robo de la empresa de Dennis en Seattle, vi cómo varios grupos pelearon entre sí por el cadáver de la compañía, y ninguno de ellos hizo nada productivo con él. He de decir que, si uno de ellos hubiera hecho algo productivo, rápidamente habría llamado la atención de los Peces Gordos. Entonces habría descubierto por las malas por qué la empresa de Dennis estaba difunta cuando la robaron, algo que antes no veía porque le cegaba la codicia. Otro fenómeno recurrente que quedó muy patente en Ventura fue el siguiente. Cuando la empresa se estaba viniendo abajo, muchos empleados que no estaban implicados en el robo mismo de la compañía sí aprovecharon para robar cualquier otra cosa que tuvieran a mano. Para ellos, los intentos de supresión de los Peces Gordos eran oportunidades para robar. La codicia es uno de los siete pecados capitales. Se define como el miedo a nunca tener suficiente, un miedo irracional que es imposible de extinguir acumulando riquezas. Después de robar cantidades obscenas de riqueza ajena, el miedo cambia su objetivo y se dedica a acumular el mayor control posible sobre los demás, intentando jugar a ser Dios.

Cuando los Peces Gordos nos atacaron, los que no robaron activamente se centraron en salvar su pellejo. Más desalentador todavía que el saqueo fue ver cómo la gente corría de un lado para otro, escondiéndose o postrándose ante los agentes de los Peces Gordos, pidiendo clemencia o ayudándoles activamente para evitar su furia. Una tercera clase de conducta innoble consistió en culpar y atacar a Dennis, algo que se convirtió en un pasatiempos favorito, probablemente porque Dennis era un blanco fácil, y más cuando los Peces Gordos le tenían agarrado por el cuello. Mucha gente hacía las tres cosas a la vez.

Todo esto que he descrito son muestras de baja integridad personal. Después de Ventura,  ya nada de la conducta humana podía sorprenderme. Pero no todo fue negativo. También hubo algunas excepciones alentadoras a la regla general. El Sr. Profesor fue el ejemplo más destacado. Personas como él eran como agujas en un pajar y desde entonces he estado buscando gente como él. Al igual que todas las personas piensan que son buenas amas de casa o buenos conductores, todos también creen que tienen mucha integridad. Pero pensar que uno tiene alta integridad y realmente tener alta integridad son dos cosas bien distintas, y lamento decir que he encontrado a muy poca gente que puede haber tenido 'lo que hay que tener', digamos. Y digo "haber tenido" porque quien demuestra su integridad a este nivel a menudo lo paga con su carrera/capital/salud/vida. Entonces, es raro que las personas que han demostrado su integridad puedan unirse para conseguir algo importante porque normalmente su vida ya ha quedado destruida.

 

Tirar las muletas mentales

Cuando salí tambaleando de Ventura en 1990, me di cuenta de que probablemente nada de todo lo que había aprendido sobre el mundo era verdad, y durante los próximos doce años leí alrededor de 200.000 páginas de material. Mi actividad principal consistía en examinar todo lo que me habían enseñado y compararlo con lo que había aprendido en mis investigaciones de adulto, para ver si seguía en pie. Muy raras veces lo hacía. Aunque mis aventuras con Dennis me radicalizaron [nota del traductor: en otro texto Wade Frazier dice: "Uso la palabra radical en su definición clásica, la de ir a la raíz. Mi radicalización supuso cuestionar todo lo que creía que sabía"], también tuve algunas experiencias en mi juventud que me ayudaron a ser receptivo a las lecciones, como cuando mi familia cambió su dieta cuando yo tenía doce años y cuando descubrí los fenómenos paranormales a los 16 años.

A medida que iba investigando mi “aprendizaje” y descubriendo cosas que no eran verdad, me di cuenta de que la mayoría de esas cosas no eran simplemente errores accidentales. La desinformación parecía estar diseñada para adoctrinarme en determinadas maneras de “pensar”. A continuación doy unos ejemplos de cosas que descubrí en mis investigaciones de adulto.

Tuve la suerte de criarme en un ambiente relativamente libre de adoctrinamiento religioso, pero recibí el equivalente seglar cuando me administraron la "educación". ¿Hubo algo entre todo lo que me enseñaron que fuera verdad? No estoy seguro. Mi adoctrinamiento me aportó varias “muletas mentales”. Las muletas son herramientas que ayudar a las personas a andar hasta que ya no las necesitan, pero también hay muletas que crean dependencia y producen mancos que ya no se pueden imaginar la vida sin ellas. Las muletas mentales que me dieron parece que fueron de las últimas. ¿Por qué los sistemas educativo y mediático producen personas con un sentido invertido de la realidad? Aparentemente, para poder manipularlas a través de sus muletas mentales. ¿Cómo funciona el mecanismo? ¿Cómo consiguen las muletas mentales tullir la mente de la gente? Funcionan en gran medida porque apelan al autointerés y al ego de las personas, en particular a sus vicios.

Si los estadounidenses creen que pertenecen a la sociedad más magnífica y más benévola de toda la historia, entonces pueden violar y expoliar a otros pueblos (especialmente los pobres) con la conciencia casi o totalmente limpia ya que sus acciones internacionales están diseñadas por definición para ayudar a los oprimidos del mundo. El simple hecho de cuestionar esta presunción de benevolencia puede crear una disonancia cognitiva, que tiene dos posibles soluciones. La primera consiste en rechazar las falsas creencias en las que uno ha sido adoctrinado, algo que pocos estadounidenses son capaces de hacer. La mayoría opta por la segunda solución, que es vivir en una ilusión. Dentro de esa ilusión la verdad objetiva se vuelve impensable y ese estado ilusorio es un buen caldo de cultivo para más ilusiones. Las ilusiones no vienen gratis, sin embargo: quien las alberga pierda la capacidad de pensar por sí mismo. El gran responsable de esta dinámica es el ego humano, pero también hay otros factores, como las recompensas por seguir el juego y los castigos por no hacerlo. Por ejemplo, cuando estoy en la oficina de la empresa donde trabajo, no es conveniente ponerme a contradecir el dogma capitalista. Si lo hago, no seguire allí por mucho tiempo. Como resultado, la mayor parte del pueblo estadounidense es semiconsciente y repite sin pensar los catequismos en los que fue adoctrinado. Hasta a un mono se le puede enseñar a ondear una bandera cuando le dan la señal. La mayoría de la población nunca rompe las cadenas ni aprende a pensar por sí misma sobre estos temas. Recientemente alguien dijo que habría que cambiar el ave oficial de Estados Unidos del águila al loro, una observación que tiene especial relevancia después del 11 de septiembre de 2001.

Estas son las muletas mentales que los estadounidenses necesitan tirar (o dejar de apoyarse tanto en ellas) si quieren ayudar a crear un mundo de abundancia para todos:

Todas estas doctrinas están basadas en el principio de la escasez, ya que ensalzan a un grupo de personas a expensas de los demás. Las primeras tres doctrinas lo hacen muy abiertamente, mientras que las otras tres son más sutiles.

 

Una persona no puede ayudar a implantar un principio de abundancia si su mente está atrapada en una conciencia de escasez.

 

Las primeras tres doctrinas han sido usadas extensamente para justificar la violación de los demás y han fomentado las ilusiones egocéntricas que han proporcionado esas justificaciones. Son ilusiones como la del Pueblo Elegido, el elitismo de los ricos, la Tierra Prometida, el Destino Manifiesto o su sucesor, la política del espacio vital (el Lebensraum de los nazis). Estas primeras tres doctrinas constituyen la fe trina de la mayoría de estadounidenses. Cuesta encontrar un solo estadounidense que no se arrodille regularmente ante uno de estos tres altares. En el nacionalismo, nos elevan por encima de las otras naciones por el simple mérito de haber nacido aquí. Mi ensayo sobre el imperio estadounidense es, en parte, mi antídoto contra el nacionalismo estadounidense. En esta sección de mi web están mis antídotos contra el capitalismo, que podría ser el sistema económico más ineficaz jamás ideado, ya que está rápidamente destruyendo el planeta y, además, justifica el proceso. Luego, toda religión organizada es en mayor o menor medida una versión corrupta de la visión original en cuyo nombre fue alzada. El cristianismo, en particular, exige que uno se arrodille ante el altar correcto si quiere ganarse un billete de entrada al cielo, y el Todopoderoso condena a los que se arrodillan ante los altares equivocados o que no se arrodillan en absoluto. La realidad podría ser bien distinta a la ilusión. Las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte o que han aprendido a explorar otros planos de existencia no hablan de un guardián de las puertas del “cielo” ni nada parecido. Cuentan que quienes están en el “infierno” están allí porque quieren, y se van cuando ya no se sienten atraídos hacia él. El principio de la escasez está profundamente arraigado en nuestras sociedades y se manifiesta de diversas maneras aparentemente invisibles, como en el deporte y los juegos, donde casi siempre hay un ganador final y muchos perdedores.

Las últimas tres doctrinas están interrelacionadas y son más sutiles que las primeras tres. Los seguidores de los ideales de la Ilustración (los llamaré doctrinas de la Ilustración en este ensayo) a menudo suscriben estas tres doctrinas. Es fácil buscar experiencias que muestran lo falsas y restrictivas que son. Algo que las tres tienen en común es que denigran la conciencia. La ven como algo dependiente de la bioquímica y minimizan fenómenos como la intuición, la emoción o el amor. Olvidan que los mayores físicos de la historia eran místicos que no suscribían estas doctrinas, y cualquiera puede entrenarse fácilmente para experimentar fenómenos paranormales, demostrando claramente que los modelos de conciencia basados en la química son lamentablemente inadecuados. Los suscriptores de las doctrinas de la Ilustración a menudo pasan por alto o o rechazan las pruebas de que no estamos solos en el universo y que recibimos regularmente visita de civilizaciones extraterrestres. Por ejemplo, en la última generación más de 3.000 personas han visto aparecer OVNIs a petición en una hacienda en Washington. Este año he ido yo mismo y no me he quedado decepcionado.[2] Los que suscriben las doctrinas de la Ilustración también tienden a rechazar la noción de que el sistema político-económico mundial es gestionado de manera clandestina, tachando esta noción de “teoría conspiracional”. Casi siempre niegan que exista un mundo ultrasecreto   y prefieren centrarse en el aspecto burocrático de las operaciones clandestinas. He descubierto que muchas personas especializadas en describir nuestros enormes problemas no quieren saber nada sobre soluciones que van en contra de su paradigma de escasez.

Como R. Buckminster Fuller observó, lo importante para la élite siempre ha sido la economía. La política no es más que un subproducto y todos los actores políticos son meros “hombres de paja“ de los intereses económicos. Incluso las ideologías políticas y económicas más radicales siguen basándose en el principio de la escasez, y la mayor preocupación de todos los sistemas políticos siempre ha sido apoderarse de los escasos recursos. Hoy por hoy, el acto económico más radical posible en la tierra es perseguir la nueva energía (o una energía alternativa significativa). Los guardianes de los Peces Gordos están al acecho, sin embargo, aunque un activista de la nueva energía sólo entrará en cobtacto con ellos si sus actividades llegan a constituir una “amenaza”. A Dennis le ofrecieron un soborno de un billón de dólares por dejar sus actividades relacionadas con la nueva energía. Esto no es ninguna “teoría conspiracional”. Yo lo viví, es una experiencia real. Además, concuerda. Todas las personas cuyas actividades llegaron a un nivel donde podían tener un impacto económico real cuentan experiencias similares. No es, pues, ninguna teoría. Sin embargo, no conozco ninguna facción política que haya abordado esta situación de manera constructiva, y las conozco casi todas.

 

Trampas y caminos improductivos

Puede que la experiencia sea el único maestro. A continuación presento trampas y caminos improductivos que o bien he experimentado yo mismo o que me han contado otros que los han experimentado directamente. Todos sabemos que los adolescentes muchas veces creen que sus padres no saben nada y no les hacen caso. He avisado a muchas personas del entorno de la nueva energía sobre las trampas que les aguardaban. No dieron importancia a las trampas y luego cayeron en ellas. No ha sido fácil observarlo todo. Para un adolescente, los golpes que recibe cuando aprende las lecciones de la vida forman parte del proceso de crecimiento. En el campo de la nueva energía, sin embargo, recibir un golpe a menudo significa que le destruyan la vida a uno, si no es que se la terminen prematuramente. Sólo quienes están dotados de una persistencia loca como la de Dennis Lee lo intentan más de una vez. Aprendí muchas de mis lecciones a golpes e intento ayudar a los demás a evitar que les pase lo mismo.

Estas son algunas de las trampas y actividades improductivas importantes que he visto.

Negación - Esta trampa acaba con la mayoría de los intentos antes de que lleguen muy lejos. Hay muchas facetas del enigma de la nueva energía que se pueden negar. Por ejemplo, la existencia misma de los Peces Gordos, o el hecho de que están vigilando. El de la nueva energía es un mundo único y los que actúan en él a menudo niegan su modo de funcionamiento, un error que puede resultar mortal. Aparte del tiempo que pasé con Dennis, toda mi vida profesional se ha desarrollado en el mundo empresarial estadounidense. Conozco los dos mundos y puedo decir con total confianza que sólo se parecen de lejos. No reconocer esto es una de las muchas trampas que aguardan a los activistas de la nueva energía. Creer en los cuentos de hadas del capitalismo y del nacionalismo es particularmente peligroso. Y, muchas veces, lo más peligroso es negar que existan las trampas que describiré a continuación, o reconocer que existen pero pensar que se puede saltar por encima de ellas o pasarlas de lado tan rápido que no tengan importancia.

Ilusiones de grandeza - No conozco ningún ser humano sin ego. Cuando uno reflexiona sobre las implicaciones de la nueva energía, la inmensidad de la situación puede seducir el ego. Pueden surgir ilusiones de grandeza, contra las que hay que estar vigilante siempre. Yo mismo sufrí ilusiones de grandeza brevemente durante mis días con Dennis y he visto a otros muy infectados.[3]

Buscar “ayuda humanitaria” y benefactores ricos - Las personas que han trabajado en la nueva energía siempre lo han hecho con muy poco dinero y han intentado conseguir fondos de algún modo. Todas las modalidades de financiación tiene sus trampas, y la más inútil que he visto es la de buscar un benefactor rico. Si una persona rica intenta ayudar de verdad, al poco tiempo se despertará con una cabeza de caballo en la cama, le confiscarán el dinero, etc. Las más de las veces, sin embargo, el “benefactor” es de poca ayuda. A veces intenta tomar el control de la operación desde el principio. Otras veces intenta robar la tecnología o la compañía. Incluso hay quien se queda esperando como un buitre, dejando que otros hagan el trabajo duro de investigación y desarrollo para luego entrar en el momento en que empieza a haber ganancias económicas. Dennis ha tenido contacto con muchos billonarios y ninguno nunca ha soltado un solo dólar para ayudar a hacer realidad la nueva energía. Todos parecen obedecer el aforismo de Bill Gates: “No te haces rico emitiendo cheques”. A menudo se da la situación extraña de que los grupos “humanitarios”, los que dicen buscar soluciones, son el mayor obstáculo, los que estorban los esfuerzos.

Necesitar una nómina - Esta trampa está relacionado con la anterior y es la razón primaria por la que he trabajado tanto en mi página web. Si las personas que trabajan en un proyecto de nueva energía necesitan ser remuneradas inmediatamente por sus esfuerzos, ya están vencidas. La necesidad económica mata la mayoría de los proyectos de nueva energía. Todos los hurtos por parte de empleados que vi en Ventura eran porque la empresa les debía tan sólo una semana de sueldo. He visto esta necesidad disfrazada de muchas maneras. Tengo clarísimo que un proyecto de nueva energía sólo es viable con personas que dan, no personas que reciben. Esta es justamente la razón por la que existe el enigma de la nueva energía: hasta ahora no ha habido suficiente gente interesada más en dar que en recibir. Un proyecto en el que los participantes pasan hambre o quieren una nómina cuantiosa y regular, está condenado al fracaso incluso antes de empezar.

Codicia - Tratado en profundidad arriba.

Ingenuidad - Caí en esta trampa regularmente cuando estaba con Dennis. Tardé un tiempo en despertar y darme cuenta de la situación real. La mayoría de las personas tendrá que vencer esta trampa si quieren llegar lejos. La reacción más común de la gente cuando les hablo de la nueva energía es también la más ingenua: “Si esto fuera posible, podría salir y comprarlo”. Quien dice esto cree en la magia del capitalismo, donde los mejores, los más listos o los más benévolos siempre triunfan. Pues resulta que esto ni Adam Smith se lo creía. Quien dice esto también cree en el cuento de hadas del nacionalismo estadounidense. Cuando hablo del soborno de mil millones de dólares que nos ofrecieron, la reacción más común es la incredulidad. Como observó Buckminster Fuller, los ingenieros y profesionales técnicos a menudo son los más ingenuos de todos. Enviar un prototipo funcional a los Peces Gordos, esperando ser recibido con alfombra roja, atrae la clase de atención que es mejor evitar. La ingenuidad puede ser una trampa mortal en la búsqueda de la nueva energía.

Buscar la opinión de especialistas - Buscar la opinión de especialistas puede parecer prudente, pero la mayoría de los científicos, ingenieros y profesionales técnicos están fuertemente adoctrinados y raras veces son capaces de pensar más allá de sus libros de texto. Por ejemplo, ha habido experimentos que han obtenido resultados creíbles que ponen en tela de juicio la segunda ley de la termodinámica. (De hecho, la existencia misma de “leyes” de la física muestra hasta qué punto este campo es como una religión, con sus dogmas. No hay “leyes” en la física, sólo teorías.) La primera persona en realizar estos experimentos murió en una cárcel estadounidense y el gobierno destruyó sus aparatos. Otro científico que me contó personalmente sus resultados experimentales murió asesinado. La que Thomas Kuhn llamaba la ciencia “normal” es una parte honorable y necesaria del proceso científico, pero los que practican esta ciencia normal están firmemente anclados en su paradigma y pocas veces lo trascienden o comprenden las pruebas que lo cuestionan. Menos del 1% de los científicos e ingenieros tiene la visión y el juicio creativos necesarios para evaluar adecuadamente tecnologías o datos experimentales novedosos. Los mejores de entre ellos son siempre muy cautos a la hora de declarar algo “imposible,” como me enseñó mi primer mentor profesional. Es de locos pensar que un físico o ingeniero con formación y/o experiencia ortodoxa está cualificado para evaluar una tecnología o teoría de nueva energía. Algunas de las respuestas más irracionales que mi obra ha recibido venían de ingenieros, científicos y académicos, y algunas de sus respuestas más ilógicas estaban relacionadas con las áreas en las que decían ser expertos.[4]

No separar la cizaña del buen grano - Muy pocas personas con formación científica o técnica pueden evaluar adecuadamente una teoría, datos o una tecnología novedosos, pero las hay. Lo difícil es encontrarlas. Hay muchos mecánicos de taller y aficionados de electrónica que piensan haber inventado una máquina de nueva energía. Como Adam Trombly comentó una vez, hay mucha gente en el campo de las nuevas energías que nunca ha hecho nada productivo y dice que nadie les ha hecho una oferta imposible de rechazar. El que produce resultados pedestres no recibirá esta clase de oferta; los Peces Gordos no son estúpidos. Distinguir entre lo falso y lo auténtico es una tarea peligrosa para los activistas de la nueva energía. Hay mucha más cizaña que buen grano, e incluso hay cizaña fraudulenta, aunque no tanta como el Sr. Escéptico quiere hacernos creer.

Creer que las personas de baja integridad son "manejables" - Cuando el matón de la BPA se presentó en la compañía de Dennis en 1985, este sospechó que el hombre no era quien decía ser. Dennis pensó que podía “manejarlo” y le dio información falsa a propósito. Aun así, las acciones del matón causaron la muerte de una de las empleadas de Dennis, que se volvió radical en su empeño por conseguir una energía alternativa. Mis nervios me fallaron unos meses después de la redada en nuestras oficinas en 1988, y un socio de negocios de Dennis quiso ser su nuevo protegido. Dennis sabía que el hombre no tenía la integridad necesaria para el trabajo y yo le advertí que el hombre probablemente acabaría traicionándole, pero Dennis le aceptó igual. Unos meses más tarde Dennis se encontró en la cárcel y se presentó una oportunidad para traicionarlo, oportunidad que aquel protegido aprovechó alegremente, ayudando a destruir la compañía. Dennis dice que sólo le han traicionado los tipos amables, porque los cortacuellos no se pueden acercar lo suficiente para clavarle un puñal entre las costillas. Siempre han sido los “amigos” de Dennis los que le han apuñalado por la espalda.  El gran problema con incluir a personas de integridad "menos que muy alta" en un proyecto de nueva energía es que cualquier éxito atrae a los depredadores, y no me refiero sólo a los agentes de los Peces Gordos, sino también a los depredadores estándar que nadan en las aguas empresariales estadounidenses.[5] En el mundo de la nueva energía las tentaciones y peligros son mucho más grandes de lo normal y quien no tenga alta integridad se corrompe fácilmente. Manejar a personas de baja integridad en un proyecto de nueva energía es como tener en la mano una bomba defectuosa con la mecha encendida: por muy lejos que la tires, te hará daño, si no se te explota en la mano directamente. Si me volví a retirar, fue en parte porque vi otra vez a personas de baja integridad y porque los que trataban con ellos se negaban a reconocer su peligrosidad.

Pasar por alto la baja integridad de una persona porque tiene algo que ofrecer - Este punto está relacionado con el anterior. No conozco ningún inventor altruista. Este descubrimiento –el que los inventores no tienen más integridad que la población en general– fue la segunda lección más importante de mi viaje, lección que aprendí por las malas. La creatividad no confiere integridad, algo que me costó muchos años de desilusión aceptar. Mi primer mentor profesional fue lo más cercano que he visto a un inventor altruista. El hecho de haber emprendido mi viaje con él como primer ejemplo me dio falsas ideas sobre cómo es el mundo real de los inventores. Se trate de un inventor con un prototipo interesante, alguien que ofrece financiación o un socio que ofrece una alianza, en cuanto dé la más mínima señal de no tener la más alta integridad, hay que cortar con él en seguida y de manera honorable, porque cuando las cosas se pongan duras traicionará el proyecto para lucrarse o salvarse. Muchas veces he visto cómo se dejaba que una persona de baja integridad participara porque tenía algo que contribuir. Siempre resultó ser una decisión perjudicial cuando las cosas se pusieron difíciles. Y es que, en la nueva energía, las cosas siempre se ponen difíciles.

Creer que es posible pasar desapercibido - Algunos inventores y empresarios han intentado inventar en secreto, distribuir en secreto, financiar en secreto, etc. Los Peces Gordos, desgraciadamente, disponen de una impresionante infraestructura de vigilancia a escala mundial. Que yo sepa, la estrategia de trabajar en secreto siempre ha fracasado. De hecho, el secretismo ayuda directamente a los Peces Gordos porque, por un lado, son expertos en operaciones clandestinas (prefieren operar en callejones oscuros) y, por otro, el secretismo causa paranoia en la gente, así como otras ilusiones que ayudan a que un proyecto se autodestruya incluso antes de que los Peces Gordos tengan que levantar un dedo. Quizá algún día alguien consiga volar por debajo del radar de los supresores pero, por ahora, trabajar a plena luz de día es probablemente la estrategia más prometedora, además de la que más concuerda con los ideales de franqueza y honestidad. También hay quien piensa que un proyecto de nueva energía puee mudarse a algún otro país que esté bien dispuesto a las nuevas energías. Me han sugerido esto docenas de veces desde 1986. Si alguien sabe qué nación, que me lo diga. Todos los gobiernos nacionales son corruptos y el alcance de los Peces Gordos realmente es global. No hay ningún sitio adonde huir y esconderse. También hay que tener en cuenta que operar desde algún sitio “seguro” conlleva limitaciones prácticas. Dudo fuertemente que sea posible lanzar una nueva energía desde una nación no industrializada.

Intentar exponer y/o castigar a los supresores - Los Peces Gordos son expertos en lo que hacen. Intentar ganarles en su propio terreno es una estrategia condenada al fracaso. El secretismo, el engaño, la violencia, la arrogancia, la codicia... son su especialidad. Aunque ha habido chivatos e investigadores valientes que han intentado exponer y/o castigar a “los malos”, es muy peligroso y en última instancia es imposible vencerles en su propio terreno. Exponerles, castigarles, vencerles... son estrategias basadas en una conciencia de escasez y en una mentalidad de víctima. Para traer nueva energía al mundo hace falta un proyecto orientado a la abundancia que trascienda la mentalidad de víctima. Por supuesto, una cosa es decirlo, otra cosa es hacerlo. Cambiar el paradigma predominante de los últimos diez mil años no es tarea fácil. Si queremos que el amor y el perdón prevalezcan en la tierra, debemos vivirlos.

Formar un movimiento de masas en torno a un núcleo pequeño y/o débil - Demasiadas veces invertí mi energía vital en proyectos de nueva energía o de energía alternativa, proyectos que se desintegraron nada más toparse con obstáculos. Si no es posible reunir un gran núcleo de personas de alta integridad, entonces la humanidad no está preparada para la nueva energía y todo lo que supone. Si un proyecto de nueva energía no dispone de suficiente integridad colectiva, es mejor dedicarse a bordar, porque sólo llevará al desastre y al martirio.

Formar movimientos en torno a ideologías - Intentar formar un movimiento en torno a una ideología, sea esta económica, religiosa, política, científica o social, significa admitir tácitamente que no se puede confiar en que los miembros del movimiento piensen por sí mismos. Reunir a la gente bajo la bandera de una ideología no funciona, al menos no cuando el objetivo es traer la nueva energía al mundo. Todas las ideologías actuales están basadas en la escasez y la mayoría son sutilmente egocéntricas. No sirven, por lo tanto, a la hora de implantar un paradigma de abundancia.[6]

Hablar con la familia y los amigos sobre energías nuevas y el derrocamiento de las ideologías basadas en la escasez - Muchos lectores han hablado sobre mis escritos con sus familiares y amigos "progres". Para su gran sorpresa, éstos han lanzado invectivas irracionales contra mi obra. La inmensa mayoría de mis “iguales” –los varones blancos cultos– tiene un cortocircuito con sólo leer unas pocas páginas de mi obra. Actualmente, muy pocas personas son capaces de examinar las suposiciones generales acerca de la realidad, porque hacerlo amenaza los “cuentos” que nos contamos a nosotros mismos. Las personas enganchadas a sus muletas mentales no quieren enfrentarse a la cruda realidad y no pueden. por ahora, trabajar en las energías nuevas. Ya lo dije: menos del uno por mil está preparado para ello. Si esto es así, entonces ¿para qué este ensayo?

 

¿Cómo podemos resolver el enigma?

Si todos los caminos arriba mencionados son arriesgados o incluso contraproducentes, entonces ¿qué? Un amigo de mi familia solía decir: “Hagamos algo, aunque esté mal”. El tema de la nueva energía es un enigma difícil de resolver. El principio de escasez está siendo impuesto artificialmente y la mayor parte de la humanidad se resistirá cuando le intenten quitar las cadenas mentales. He aprendido lecciones importantes durante mi viaje y algunas están directamente relacionadas con el enigma de la nueva energía:

Como Seth dijo una vez, las acciones incongruentes con un ideal nunca conseguirán ese ideal. Traer un paradigma de abundancia a la humanidad es de lo más idealista que jamás se ha concebido. La humanidad, no obstante, no parece estar preparada. Todavía no. Si estuviéramos preparados para la nueva energía, la tendríamos, porque hay suficientes personas que están intentando traer la nueva energía y la abundancia al mundo. Sin embargo, hay muchos obstáculos formidables en el camino, desde las artimañas de los Peces Gordos hasta el que es, con creces, el mayor obstáculo de todos: la inercia y manipulabilidad de las masas.

Cuando el río volvió a su cauce en Ventura, me di cuenta de que, si Dennis y sus expertos técnicos hubieran estado rodeados de cincuenta personas con la misma determinación que el Sr. Profesor y yo, habríamos tenido una posibilidad real de conseguir la nueva energía para la humanidad. Si hubiera habido cien personas, lo habríamso conseguido con facilidad (esta es la que llamo la estrategia de los cien héroes). Sin embargo, quizá no existan cien personas con este nivel de compromiso. No olvidemos tampoco que el precio a pagar puede ser tremendo.

El ser humano está atrapado en una falsa personalidad, la mentalidad de la manada.[7] Puede que sea reconfortante formar parte de una manada, pero sólo hasta que la manada se tira del acantilado. Llevo muchos años preguntándome:

 

La humanidad, ¿tiene que alcanzar primero la iluminación para luego poder tener la nueva energía y la abundancia, o puede la llegada y el uso diario de la nueva energía ayudar a catalizar la iluminación?

 

¿Puede un grupo de personas iniciar el proceso hacia la abundancia simplemente haciéndose consciente de que es algo factible? Esta estrategia lo único que pide es que uno piense sobre ello, quizá también que hable sobre ello, y sería todavía mejor investigar un poco. La estrategia de los cien héroes que he mencionado antes, si alguna vez llega a aplicarse, los cien héroes y heroínas necesitarán el apoyo de miles de personas despertadas. Esta estrategia también es más difícil de sabotear para aquellos que se dedican a suprimir la nueva energía e imponernos la escasez. A lo mejor, desde algunas puntos de vista, esta estrategia parece tan inútil como las demás, pero yo creo que tiene potencial. Por ahora, casi nadie es capaz de tan siquiera pensar sobre estas cuestiones de un modo iluminado. Sin un grupo considerable de personas que piensen sobre la cuestión, todo lo demás es inútil. ¿Puede un grupo así mantener viva la llama hasta que la humanidad esté preparada para hacerlo ella misma? El objetivo de este ensayo es iniciar un diálogo sobre este tema y encontrar más agujas en los pajares.

Otras estrategias pueden tener éxito. Algunas trampas son más mortales que otras y, a lo mejor, con mucho esfuerzo, las masas pueden hacer un intento directo que sólo tropiece con las trampas y no caiga en ellas, y que incluso alcance la meta. Hasta ahora, sin embargo, ninguno de los intentos realmente ha tenido una oportunidad. ¿Estamos preparados para intentar conseguir la abundancia?

 

Notas al pie

[1] El primer robo lo tramó mi jefe en Seattle en 1986. y el segundo corrió a cargo de un socio que aprovechó que Dennis estaba en la cárcel en 1988.

[2] ¿Por qué sólo tres mil? ¿Por qué no tres millones? La respuesta dice mucho sobre la situación actual en Estados Unidos.

[3] Por ejemplo, durante el breve periodo que estuve con Dennis en 1996-1997, había un voluntario que antes había trabajado para otro prominente inventor de energías alternativas. Un día, el voluntario y el inventor estaban dando un paseo por la naturaleza cuando el inventor le confió que creía ser el Segundo Advenimiento de Cristo. El voluntario se asustó bastante y poco tiempo después se fue a trabajar para Dennis.

[4] Recientemente se ha hablado sobre mi obra en varios foros, especialmente sobre el tema de la energía. Mi obra presenta tecnologías intrigantes, como esta y esta, y he visto cómo ingenieros y científicos que afirman tener pericia en el campo de la energía rechazan estas tecnologías como irrelevantes, a pesar de que una fue considerada el motor más eficaz del mundo por un estudio federal y la otra es el mejor sistema de calefacción que jamás ha salido al mercado en todo el mundo. Antes me sorprendían estas reacciones de científicos e ingenieros pero ahora las acepto como normales. Tengo colegas que conocen a académicos que dirigen centros científicos mundialmente famosos y a otras personas en el epicentro del establecimiento científico. Los relatos de mis colegas no son alentadores. Se han encontrado con dogma, arrogancia, autosatisfacción y una multitud de vicios ávidamente cultivados por las autoridades del establecimiento científico.

[5] Esta cita ha sido atribuida a Howard Scott y otros: "Un criminal es una persona de instinto depredador que no dispone de suficiente capital para crear una corporación". Dennis ha topado con miles de estos a lo largo de los años en las aguas empresariales estadounidenses.

[6] Incluso las cosmovisiones científicas son a menudo sutilmente egocéntricas, como la actual Historia de la Creación descrita por el Big Bang y la Evolución. En esta cosmovisión científica el ser humano es la coronación de la evolución, y la ideología religiosa, como las religiones judeocristianas, presentan al ser humano como la niña de los ojos de Dios. Venga de los científicos o de los religionistas, el mensaje básico es el mismo: el ser humano es lo mejor que el universo tiene que ofrecer y todos los seres inferiores pueden ser tratados como tal.

[7] El Material de Michael habla extensamente sobre la falsa personalidad y el "enalmamiento" humano [nota del traductor: human ensoulment - la doctrina del alma, el enalmamiento, la animación - el momento en que el alma es creado o entra en el cuerpo].

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver al inicio (la dirección en Internet de mi página web es http://www.ahealedplanet.net/homesp.htm).